Vie, 01/04/2019 - 10:00

Conclusiones de la Jornada de dinamización asociativa celebrada en Monreal del Campo

Noticia

Valor:

0

Conclusiones de la Jornada de dinamización asociativa celebrada en Monreal del Campo

La dinamización asociativa es una forma de entender nuestras organizaciones. Es una forma de trabajo que pone el foco en la participación de las propias familias en la vida asociativa para que pasen de ser clientes a agentes de cambio y mejora de las entidades.

El Centro de Monreal del Campo de ATADI, ha acogido este año una Jornada sobre dinamización asociativa, en la que participaron familias y profesionales de Amibil (Calatayud), Adispaz (La Almunia), Atades Huesca y la propia entidad anfitriona, todas ellas organizaciones que tienen grupos específicos para fomentar la participación de las familias en la vida asociativa. Final del formulario

Desde Plena inclusión Aragón consideramos que la dinamización asociativa es una visión, un propósito, una filosofía, una concepción, en definitiva, una metodología de trabajo de las entidades.

Porque nadie mejor que las propias familias para determinar sus necesidades y representar sus intereses. Porque, en definitiva, los socios construyen la asociación. Las asociaciones no existirían sin la participación de los socios y socias.

Estas fueron alguna de las conclusiones obtenidas tras la jornada de trabajo, a la que precedió una visita a las instalaciones.

Mujer

En el ámbito de mujer y discapacidad, además de hacer hincapié en la violencia de género, desde las organizaciones se deben de abarcar también circunstancias a eliminar como que las mujeres con discapacidad en muchas ocasiones no “salen” de su casa, se les priva de formarse, encontrar un empleo en muchos casos asumiendo roles de cuidadoras de sus padres.

Infancia y salud.

En la zona de Teruel consideran que está muy bien el punto de “Incorporación de factores de riesgo e indicadores tempranos de alteraciones de desarrollo en las diferentes cartillas de seguimiento de salud infantil”, sin embargo, las familias demandan especialistas sanitarios que entiendan y comprendan las particularidades y necesidades de sus hijos e hijas con discapacidad intelectual.

Atención temprana

Se hace hincapié en que solo existe un centro de atención temprana en la provincia de Teruel, hecho al que hay que sumar la extensión de la provincia, que obliga a las familias a recorrer largas distancias para poder disfrutar de este servicio.

Igual reconocimiento ante la Ley

En la provincia de Teruel, además de que no existe ninguna Fundación tutelar, las familias perciben cierta desinformación sobre este tema.

Derecho a vivir de forma independiente y a ser incluido en la comunidad.

Las familias consideran que antes de entrar de lleno en este modelo de vida independiente en pisos ordinarios en la comunidad, las personas con discapacidad intelectual deberían experimentar en pisos piloto durante un tiempo, para que todas las partes implicadas puedan tomar una decisión basada en criterios objetivos y vividos.

Trabajo y empleo

Los centros especiales de empleo y otras figuras de empleo protegido son prácticamente la única alternativa, explican las familias, dado que las empresas no contratan a personas con discapacidad intelectual salvo que haya una obligación legal.

Nivel de vida adecuado y protección social

Como se ha venido manifestando por muchas familias, las valoraciones de dependencia son percibidas como poco ajustadas a la realidad de las personas con discapacidad intelectual. 

Por otro lado, respecto al bienestar material, las familias constatan un sobreesfuerzo económico en la atención a sus familiares con discapacidad intelectual, viéndose éste agravado debido a la dispersión de recursos y largas distancias que deben de acometer casi diariamente, que además de tiempo, suponen una carga económica.

Participación en la vida cultural, actividades recreativas, esparcimiento y deporte

A pesar del avance experimentado en este ámbito, las familias expresan que existen pocas actividades de ocio en la comunidad adaptadas a las personas con discapacidad intelectual, dado que, en muchas ocasiones, sigue siendo necesario que las madres o los padres les acompañen.