Lun, 09/14/2020 - 11:45

Hace falta una ley que regule la figura del asistente personal

Noticia

Valor:

0

La figura del asistente personal es fundamental para el ejercicio del derecho a la vida independiente de las personas con discapacidad intelectual o del desarrolloDesde hace varios años, el Movimiento de Vida Independiente de Plena inclusión viene proponiendo y desarrollando la asistencia personal como herramienta humana clave para que estas personas puedan vivir como el resto de la ciudadanía. "A través de este rol profesional se asegura que la voluntad de la persona con discapacidad sea respetada en cualquier caso y, por lo tanto, decida sobre todos los aspectos de su vida, tal y como ocurre a las personas sin discapacidad" (Vasey, S. 2004).

Por ello, el movimiento asociativo Plena inclusión lleva ya tiempo reivindicando la aprobación de una ley de asistencia personal, que garantizaría el acceso de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo a este recurso que les permitiría ser dueñas de su propio proyecto de vida, esto es, disfrutar de una vida independiente. Además, en un informe publicado el año pasado sobre la situación de los derechos de las personas con discapacidad en España, el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas insta al Estado a reconocer por ley el derecho a la asistencia personal.

En las observaciones finales, indica que, "recordando la Observación General del Comité núm. 5 (2017) sobre el derecho a vivir de forma independiente y a ser incluido en la comunidad, el Comité recomienda que, en consulta con las organizaciones de personas con discapacidad, el Estado parte reconozca mediante legislación el derecho a la asistencia personal, garantizando que todas las personas con discapacidad tengan derecho a una asistencia personal que responda a sus criterios personalizados para la vida independiente en la comunidad y con referencias a un abanico amplio de apoyos gestionados por la persona y dirigidos por el usuario, y a la autogestión de la prestación del servicio”.

Esta recomendación se vincula tanto a la desinstitucionalización, mencionada en el artículo 19 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, como al derecho a la accesibilidad, recogido en el artículo 9 de dicha Convención.

En su informe, el Comité muestra su preocupación por el “acceso limitado” a este servicio, “a pesar de los avances producidos en algunas comunidades autónomas”. También alerta sobre “la ausencia de un enfoque de apoyos personalizados que se base en los derechos humanos”.

Sin embargo, pese a estas recomendaciones de la ONU, la figura del asistente personal es todavía poco conocida en España. Que las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo puedan contar con uno de estos profesionales de apoyo en su proyecto de vida es algo incipiente y novedoso en nuestro país. Las personas y organizaciones del ámbito de Plena inclusión que están poniendo en marcha este servicio expresan el impacto positivo en la vida de las personas y especialmente la relevancia que puede tener dentro de los objetivos de desinstitucionalización, señalados por la propia Convención y la estrategia Europea sobre Discapacidad 2016-2020. Aun así, hasta el momento son pocas las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo que pueden acceder a este tipo de prestación y apoyo, existiendo asimismo, diferencias entre las comunidades autónomas.

Para arrojar luz sobre esta categoría profesional y su impacto en la vida del colectivo para el que trabaja, Plena inclusión publicó el documento Asistencia personal: Una herramienta clave para el ejercicio del derecho a la vida independiente de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, que puede descargarse pinchando sobre el título o sobre la portada del documento, situada a la izquierda de este párrafo. Editado por Plena inclusión España en septiembre de 2018, contó con la financiación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la X Solidaria de la Declaración de la Renta.

Los profesionales de las federaciones de Plena inclusión que elaboraron este documento son: • David Villanueva, Dincat • Jose Jiménez, Plena inclusión Madrid • Raquel Morentin, Plena inclusion Castilla y León • Fran Medina, Plena inclusión Canarias • Sandra Tello, Plena inclusión Castilla La Mancha • Mª Ángeles García, Plena inclusión Murcia • Remedios Orozco, Plena inclusión Andalucía • Soraya Arnedo, Plena inclusión La Rioja • Esteban Corsino y Eva Velázquez, Plena inclusión Aragón • Berta González, Plena inclusión España • Silvia Muñoz, Plena inclusión España • Sofía Reyes, Plena inclusión España Las organizaciones que participan en la red y han elaborado este documento son: • Elena Polo, Asprodes–Plena inclusión Castilla y León • Teresa Motilla, Fundación Aprocor–Plena inclusión Madrid. Además, se ha contado con la colaboración de Amalia San Román, experta en Vida Independiente e integrante de la Red de Asistencia Personal de Plena inclusión, al igual que el resto de profesionales coautores de este documento.

También puedes conocer mejor cómo la figura del asistente personal es capaz de mejorar enormemente la calidad de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo echando un vistazo al vídeo adjunto.