Jue, 02/25/2021 - 12:30

Plena inclusión Aragón celebra que se relajen las restricciones en las residencias tras la vacunación

Noticia

Valor:

0

inoculación de la segunda dosis de la vacuna en la residencia de Los Pueyos

  • El Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales abre la puerta a la salida de los residentes vacunados sin establecer un límite mínimo de tiempo y amplían las visitas para quienes hayan completado la inmunización
  • Las personas que no se han vacunado no podrán acogerse a la flexibilización de las medidas mientras dure la pandemia y no haya inmunización general

Plena inclusión Aragón celebra el anuncio hecho hoy por el Gobierno de Aragón de que las personas mayores o con discapacidad que viven en centros residenciales y que han recibido la vacunación completa contra la covid podrán salir de los mismos por periodos inferiores a diez días (que era el mínimo establecido hasta ahora) y podrán regresar a su residencia sin necesidad de someterse a ninguna prueba ni pasar aislamiento. Del mismo modo, podrán recibir visitas de hasta cuatro familiares juntos y el número de veces a la semana que permita la organización del centro. Son dos de las principales novedades en la vida de las residencias de la comunidad, que esta mañana han anunciado en rueda de prensa la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, y el secretario general técnico, José Antonio Jiménez. Ambos han subrayado que de estas medidas podrán disfrutar únicamente los residentes vacunados; aquellos que no lo estén deberán cumplir las que regían hasta ahora mientras dure la pandemia y no haya inmunización general. Las novedades podrán aplicarse en cuanto se comuniquen a los centros y estos puedan tomar las medidas organizativas adecuadas para llevarlas a cabo.

"Tras un año duro, en el que muchas personas con discapacidad intelectual apenas han podido verse con sus familiares por las medidas de protección frente al coronavirus adoptadas en los centros residenciales, esta noticia supone un alivio y es un paso importante hacia la recuperación de una normalidad que, en el caso del colectivo para el que trabajamos, es especialmente importante, ya que muchas de estas personas no tienen la capacidad para comprender por qué han tenido que permanecer alejados de sus seres queridos. Este regreso de las salidas y las visitas va a ser muy beneficioso para el bienestar emocional de los residentes y sus familias, y trae esperanza para el resto del colectivo, que empieza a ver la luz al final del túnel", opina Santiago Villanueva, presidente de Plena inclusión Aragón.

Los máximos responsables del Departamento de Ciudadanía han explicado hoy que la decisión de relajar las medidas (adoptada junto a Salud Pública) se basa en la nueva realidad que ha dejado la vacunación en las residencias de Aragón –que alcanza ya al 90% de los centros con la segunda dosis (a un total de 15.567 residentes y 10.197 trabajadores)- y que ha permitido rebajar de forma considerable tanto el número de brotes abiertos, como el de trabajadores y residentes contagiados. “Hoy es, indudablemente, un día importante en ese camino hacia la esperanza que iniciamos el 27 de diciembre con la vacunación y que está dando los resultados esperados, que nos permiten –con toda cautela- empezar a tomar las medidas de relajación tan demandas por los centros residenciales y tan necesarias emocionalmente para los residentes”, ha indicado María Victoria Broto.

Las nuevas medidas (que recogerá una orden que se publicará la próxima semana, pero que los centros pueden aplicar en cuanto tengan capacidad organizativa para hacerlo), son las siguientes, para las personas vacunadas:

  • Se autorizan las salidas temporales de los centros residenciales por un plato mínimo inferior a 10 días, aunque estando dentro de la misma unidad familiar. En este supuesto, el residente puede volver al centro sin prueba diagnóstica ni aislamiento. En caso de que la salida sea igual o superior a diez días, sí deberá contar con una PCR negativa y no hará aislamiento o, en caso de que la PCR fuera positiva y la IgG positiva, tampoco haría falta.
  • Ampliación de las visitas. Se amplía el número de visitas en función de la organización que puedan establecer los centros (antes era una semanal) y se permite que sean hasta cuatro familiares o allegados los que puedan realizar estas visitas. El espacio para las visitas será el que habilite el centro y las familias no podrán deambular libremente por el mismo.
  • Nuevos ingresos. Podrán ingresar en las residencias donde no hay brote las personas vacunadas sin ningún tipo de prueba y las que no estén vacunadas deberán cumplir con las mismas medidas que había hasta ahora, PCR negativo y aislamiento de diez días.

En todos los centros sociales de Aragón se mantienen las medidas básicas de higiene de manos, uso de mascarillas y distancia social. Asimismo, las residencias tienen la obligación de mantener sus planes de contingencia que, entre otras cuestiones, hacen necesario contar con una reserva estratégica de material de protección. Por el momento, el uso de espacios comunes y actividades grupales se mantiene como hasta ahora; sí podrán empezar a entrar en los centros –observando todas las medidas- más profesionales.