Vie, 10/15/2021 - 12:15

Espabila&Co, una puerta al mercado laboral

Noticia

Valor:

0

  • Desde el año 2018, Plena inclusión Aragón gestiona este proyecto europeo de acompañamiento individualizado para mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad intelectual

Once personas con discapacidad intelectual o del desarrollo están participando a lo largo del año 2021 en un programa que desarrolla Plena inclusión Aragón con financiación de la Unión Europea, y que pretende prepararlas para su acceso al mercado laboral y, con ello, aumentar sus posibilidades de lograr una vida autónoma e independiente. Se trata del proyecto Espabila&Co, que se encuentra incluido en el Programa de Integración Social de Personas con Discapacidad (ISPEDIS), en el marco del Programa Operativo del Fondo Social Europeo ‘Construyendo Europa desde Aragón’, a través de la asignación adicional de Fondos REACT-UE, financiado como parte de la respuesta de la Unión a la pandemia de covid-19.

Con esta acción, Plena inclusión Aragón proporciona, desde el año 2018, experiencias laborales a las personas con discapacidad intelectual y/o del desarrollo participantes en el proyecto, ofreciéndoles un acompañamiento individualizado para que sean capaces de luchar por sus intereses y satisfacer sus necesidades. Este objetivo se lleva a cabo, por un lado, mejorando las competencias personales y sociales de las personas participantes, pero también aumentando su autoestima y motivación para conseguir un cambio de actitud hacia su integración sociolaboral. De este modo, se consigue aumentar el nivel de empleabilidad de las personas beneficiarias del proyecto.

Espabila&Co está dirigido a personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, mayores de 18 años y menores de 30, que residan en la comunidad autónoma de Aragón y que no tengan incapacidad laboral. También pueden participar personas que hayan sobrepasado la edad límite, pero nunca hayan tenido la posibilidad de acceder a un empleo normalizado.

Con las personas beneficiarias se trabaja de una manera protocolizada, siempre teniendo en cuenta sus intereses y necesidades. En primer lugar, se realiza la acogida del usuario y unas entrevistas de contacto, donde se le aplican dos escalas con el fin de conocer un poco más a la persona atendida.

Con los datos obtenidos, se valoran las necesidades que se consideran importantes para que la persona beneficiaria pueda realizar su proyecto de vida. El siguiente punto es la entrega del informe y la elaboración de un itinerario personalizado, así como su seguimiento. La consecución de los objetivos fijados se consigue mediante la participación en las diferentes actividades individuales y grupales.

Algunas de estas últimas actividades para grupos son los talleres formativos que incluye el proyecto, unos ya celebrados desde comienzos de año y otros que está previsto organizar hasta finales del 2021. La mejora de la autonomía personal, aprender a gestionar los cambios o la adquisición de técnicas de estudio son ejemplos de los asuntos que se abordan en estos talleres.