Mié, 03/02/2022 - 12:45

Marta, Jennifer y Laura dan la cara por la igualdad

Noticia

Valor:

5

Marta Julián, Jennifer Romeo y Laura Oliver.

Laura Oliver, Jennifer Romeo y Marta Julián dan la cara por la igualdad. Son las protagonistas de la campaña de Plena inclusión Aragón para el 8 de marzo de este año. Y su imagen va a circular estos días por las redes sociales para reivindicar la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, también entre aquellos y aquellas que viven con discapacidad intelectual o del desarrollo.

En la campaña, las tres se muestran como mujeres empoderadas que han tomado las riendas de su futuro laboral y están preparando oposiciones con Plena inclusión Aragón para poder trabajar en la Administración pública. Pero, si lo logran, ellas serán una excepción. Lamentablemente, según el V Análisis de Datos de la Asociación Empresarial para la Discapacidad (AEDIS), elaborado con datos de las últimas encuestas oficiales correspondientes a 2020, la discapacidad intelectual sigue presentando una de las tasas de actividad y de empleo más bajas (28,3% y 17,6%, respectivamente). Y las mujeres, aunque son más de la mitad de la población, solo ocupan el 44% de los empleos copados por personas con discapacidad.

Por ello, Laura Oliver considera que es muy importante que las administraciones públicas reserven puestos de trabajo para las personas con discapacidad intelectual. “Todo el mundo tenemos derecho al empleo, tengamos o no discapacidad. Pero si a una persona que no la tiene ya le cuesta encontrar trabajo, a nosotras nos cuesta el doble o el triple. Por eso es importante que saquen plazas para nuestro colectivo, pero no dos o tres. Más”.

Marta no podría estar más de acuerdo. Dadas las dificultades que encuentran las personas con discapacidad intelectual para conseguir un empleo en las empresas privadas, cree que las administraciones públicas deberían crear más puestos de trabajo para ellas porque “todas las personas, aunque seamos diferentes, tengamos o no discapacidad, tenemos que trabajar, y no nos tienen que discriminar a quienes sí la tenemos”.

Marta trabaja actualmente en El Corte Inglés, pero prepara oposiciones con Plena inclusión Aragón para ganar en estabilidad laboral. “Quiero probar nuevas cosas. Y, si me cogen, así me podré independizar”, asegura.

Por su parte, Jennifer acaba de logra su primer empleo, gracias a la mediación de Plena inclusión Aragón. Ha entrado a trabajar en una tienda de una conocida firma internacional de moda. Pero también prepara las mismas oposiciones que Marta, y por razones muy similares. “Es una buena oportunidad porque es un trabajo fijo”.

No es la primera oposición a la que se presenta. Ya probó suerte hace unos meses en Madrid para trabajar en Hacienda. “Para ser la primera vez, el examen no me salió mal del todo”. Cree que conseguir una plaza en la Administración pública le dará “la tranquilidad de saber que no pueden echarme, a no ser que haga algo muy grave”.

Laura comparte sus clases con Jennifer y Marta. Ya estuvo 12 años trabajando como bedela interina en el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza. Se presentó hasta en tres ocasiones a un examen para hacer fija su plaza, pero no lo consiguió. Lo logró otro joven con discapacidad intelectual, ya que el Ayuntamiento de Zaragoza fue una de las instituciones pioneras en Aragón a la hora de adaptar sus exámenes de oposiciones para personas con discapacidad intelectual.

Y, aunque en esa ocasión no lo consiguió, Laura decidió no tirar la toalla, y ahora se está preparando para presentarse a tres categorías laborales distintas en la próxima convocatoria del Gobierno de Aragón, cuyos exámenes también van a estar adaptados para dar una oportunidad a este colectivo. “Esta vez voy mejor preparada, más segura, porque todo el temario también está adaptado por Plena inclusión Aragón. La vez anterior fui a estudiar a una academia, pero los temarios eran los mismos que para el resto de los opositores, y me costaba mucho entender las cosas”.

Mucha suerte a las tres.